Traqueostomía – Laringología

La línea de tubos para Laringología y Traqueostomía incluye una variedad de prótesis para la vía aérea destinadas a cubrir distintas necesidades, incluyendo situaciones especiales como las estenosis benignas y fenómenos compresivos u oclusivos de distinta naturaleza.

Laringología - Traqueostomía

Indicaciones generales:

  • luego de reconstrucción quirúrgica de laringe o de laringectomía parcial
  • estenosis laríngea o traqueal, laringotraqueal o esofágica
  • estenosis subglótica
  • carcinoma de esófago
  • fístulas de distinta etiología
  • luego de resección traqueal y anastomosis o de reconstrucción traqueal
  • traumatismo de tráquea o laringe
  • en sustitución de cánula traqueal convencional
  • lesiones traqueales alejadas o precarinales
  • traqueostomizados con cuello corto
  • acceso secundario a la vía aérea
  • obstrucción de vía aérea superior
  • lesiones de cartílagos tiroides o cricoides, hueso hioides o grandes vasos
  • enfisema subcutáneo severo de cuello
  • fracturas faciales y de mandíbula
  • control de excesivas secreciones del tracto respiratorio: reducción de la aspiración de secreciones orales y gástricas
  • preparación para procedimientos invasivos de cabeza y cuello
  • apnea del sueño
  • traqueostomizados en rehabilitación laríngea o con fonación posible
  • para conservar el orificio de traqueostomía

Recomendaciones:

Escoja una prótesis que exceda en longitud 5 mm a 7 mm en sentido distal y otro tanto en el proximal a la extensión del área afectada.

Las prótesis de mayor diámetro proporcionan una luz amplia para la ventilación, pero la frecuencia de aparición de granulomas por contacto en los extremos también será mayor. Los granulomas son menos comunes cuando los extremos del stent quedan flotando en la vía aérea.

Luego de eyectada puede, en algunas ocasiones, no expandirse completamente en forma inmediata, dependiendo del grado de compresión extrínseca y del edema local, pero la total expansión se completará entre las 24 y 72 hs., de modo espontáneo.

Aunque las prótesis de silicona son muy resistentes a la acción del láser y del ansa de electrocauterio, debe evitarse su acción directa sobre la prótesis. Debe conservarse protegida de la luz del día o tubos fluorescentes para conservar su aspecto translúcido.

Los pacientes con prótesis traqueales no deberán ser sometidos a intubación orotraqueal preanestésica en la forma usual y deberá consultarse al especialista cuando se juzgue imperiosa la intubación orotraqueal.

Debe entregarse al paciente un documento que explique su situación.

No se recomienda la reutilización de este tipo de dispositivos.

Si es necesario pueden indicarse nebulizaciones con solución salina varias veces al día, reduciendo su frecuencia a medida que disminuye el riesgo de incrustación de secreciones.